Una argentina hizo la historia con sus puños

Fernando Horowitz

La cordobesa Dayana Sánchez se convirtió en la primera representante nacional en el boxeo femenino de un Juego Olímpico.

Es el deporte que más medallas le dio a nuestro país, los púgiles criollos ganaron siete preseas de oro, otras siete de plata y diez de bronce. Ahora comenzó a escribirse la historia de la participación femenina arriba del ring, porque la joven cordobesa Dayana Sánchez se convirtió en la primera representante argentina en el boxeo de los Juegos Olímpicos al llegar a octavos de final de la categoría ligero en Tokyo 2020, donde perdió por puntos ante su par turca Esra Yildiz.

Hermana de la también boxeadora Leonela Sánchez, a quien reemplazó a solo dos semanas del inicio de los juegos debido a inconvenientes físicos, Dayana, de veintiocho años, fue derrotada según el criterio unánime de los jueces que establecieron un 5-0 con tarjetas de 30-27, 30-27, 29-28, 29-28 y 30-27 a favor de su rival.

«Estar en un Juego Olímpico era el gran sueño de toda mi vida. No me lo esperaba. Fue una gran sorpresa cuando me llamaron y me dijeron que estaba invitada. No lo creía en el momento. Pensé que era un sueño y ahora se hizo realidad», afirmó Dayana Sánchez, que compite en la división femenina hasta 60 kilos en la que se coronó subcampeona panamericana en Lima 2019.

Dueña de una trayectoria deportiva de catorce victorias y diecinueve derrotas, alentada por su padre boxeador, comenzó a pegarle a la bolsa cuando tenía apenas diez años, frente a la mirada incrédula de los hombres que, en ese entonces, jamás imaginaron que las mujeres también se subirían al cuadrilátero.

Cuatro temporadas después, ya adolescente y con un permiso especial otorgado por la Federación Cordobesa de Box para que enfrente a adversarias que la doblaban en edad y experiencia porque no existían las categorías juveniles, debutó profesionalmente con una victoria a fuerza de tanta técnica como pegada.

Nunca más colgó los guantes: en 2014 conquistó la presea de plata en los Juegos Odesur en Chile y, al año siguiente, subió al segundo escalón del podio en los Panamericanos de Toronto en Canadá, en cuya final cayó ante la local Caroline Veyre. En octubre de 2017 se adjudicó la Copa Velázquez al superar por decisión unánime a la costarricense Paola Cubillo.

Su participación en Tokyo 2020 inauguró una nueva era de mujeres argentinas en el boxeo olímpico. Tras su eliminación en estos juegos, nuestro país ya se quedó sin embajadores en el boxeo en las Olimpíadas de la capital japonesa, porque también fueron eliminados sus compatriotas, el salteño Ramón Quiroga (52 kg), el santafesino Mirco Cuello (57 kg), el entrerriano Brian Arregui (69 kg) y el bonaerense Francisco Verón (75 kg).

¿Te gustó esta publicación?

¡Hacé clic en las estrellas para calificarla!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya interesado!

¡Mejoremos esta publicación!

Decinos cómo podemos mejorar esta publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *