Los talibanes cerraron las escuelas para jóvenes afganas a pocas horas de haberlas abierto

Agustina Mereles Alonso

El pasado miércoles 23 de marzo las jóvenes afganas volvieron a la escuela después de 7 meses de que los talibanes tomaran el poder. A las pocas horas de reanudadas las clases, los dirigentes islamitas volvieron a mandarlas a casa en un repentino giro de política que provocó confusión y retroceso en derechos para las mujeres.

En agosto del 2021 el régimen talibán avanzó por sobre el ejército afgano hasta llegar a tomar Kabul, la capital de Afganistán. Desde ese momento, las mujeres se vieron obligadas a respetar la sharía y destinadas a ser castigadas si no la cumplen. El pasado miércoles 23 de marzo, 7 meses después de que los talibanes tomaran el poder del país, las mujeres volvieron a las escuelas. Sin embargo, horas más tarde de comenzadas las clases, los dirigentes islamitas volvieron a enviarlas a casa. «Sí, es verdad», se limitó a decir el vocero talibán Inamullah Samangani, al ser consultado sobre la marcha atrás respecto a las escuelas secundarias de negarles el derecho a estudiar a las mujeres. «No estamos autorizados a comentar esto», dijo por su parte el vocero del Ministerio de Educación, Aziz Ahmad Rayan. Palwasha, una profesora en el colegio de mujeres Omra Khan de Kabul, dijo a la agencia AFP: «veo a mis estudiantes llorar y reacias a dejar la clase. Es muy doloroso ver a tus estudiantes llorar».

Desde Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la Alta Comisionada Michelle Bachelet expresó su «profunda frustración» y compartió la «decepción de las estudiantes afganas, que tras seis meses de espera, no pudieron volver a la escuela». Además, en un comunicado agregó: «la incapacidad de las autoridades de facto para cumplir su compromiso (…) pese a las promesas repetidas en favor de la educación de las chicas, sobre todo durante mi visita a Kabul hace dos semanas, es profundamente perjudicial para Afganistán». A finales de agosto, la responsable de la ONU advirtió a los talibanes de que el trato que reservaran a las mujeres constituye «una línea roja». 

No es la primera vez que los talibanes toman el poder de Afganistán. Desde 1996 hasta el 2001, los grupos islámicos estuvieron al mando de este país y, en esa oportunidad, también prohibieron a las mujeres el acceso a la educación. Si bien en agosto del año pasado las escuelas estaban cerradas por la pandemia por la COVID-19, los colegios reabrieron dos meses más tarde pero solo para los varones y las niñas que asisten a la primaria. El miércoles pasado, las jóvenes afganas debían retornar a clases, pero la orden parece que no se siguió por igual en todo el país. Por ejemplo, en la cuna del movimiento talibán, la sureña Kandahar, estaba previsto que el curso empiece el mes próximo. Los talibanes aseguraban que necesitaban tiempo para garantizar que las chicas de entre 12 y 19 años de edad estuvieran bien separadas de los chicos y que los centros funcionaran según los principios islámicos. «No abrimos las escuelas para complacer a la comunidad internacional ni para ganarnos el reconocimiento del mundo», aseguró Rayan, el vocero del Ministerio de Educación. «Lo hacemos en el marco de nuestra responsabilidad de aportar educación y estructuras educativas a nuestras alumnas», agregó.

«Todas las estudiantes que vemos hoy estaban muy felices y con los ojos bien abiertos», aseguró la directora del colegio Gawharshad Begum de Herat, Latifa Hamdard. Muchas alumnas estaban emocionadas de volver, aunque fuera con rigurosos códigos de vestimenta que les obligaban a cubrirse casi todo el cuerpo. En siete meses de gobierno, los talibanes han impuesto numerosas restricciones a las mujeres, que se han visto excluidas de empleos públicos, controladas en su forma de vestir o impedidas de viajar solas fuera de su ciudad. El Gobierno también detuvo a varias activistas que se habían manifestado por los derechos de las mujeres. Además, el país enfrenta una escasez de profesores, dado que muchos se fueron en el éxodo de decenas de miles de afganos tras la toma del poder de los talibanes luego de la salida de Estados Unidos tras 20 años de invasión.

Fuente: Filo News

¿Te gustó esta publicación?

¡Hacé clic en las estrellas para calificarla!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya interesado!

¡Mejoremos esta publicación!

Decinos cómo podemos mejorar esta publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *