Los estereotipos de género se arraigan en los niños y niñas a los 10 años (asegura la OMS)

Sole Huespe

Es urgente. No hay más tiempo que esperar para interpelar a los comunicadores. Hoy las propias audiencias infantiles son las que reclaman sobre las visiones estereotipadas en los mensajes. Por eso, el Consejo Publicitario Argentino (CPA) y la Iniciativa Spotlight (una alianza entre la Unión Europea y las Naciones Unidas para eliminar la violencia de género) recogieron el guante y llevaron a cabo el encuentro virtual «Estereotipos, el fin de una época». Especialistas de UNICEF, Almacén y Walt Disney Latin America analizaron cómo se abordan las masculinidades y las infancias desde la comunicación. La buena noticia es que aportaron claves para hablar desde la diversidad. MujeresHoy estuvo ahí.

«La perspectiva de género en los contenidos infantiles implica una transformación tanto de los mensajes como de quienes los producen».

«A través de los personajes se transmiten los estereotipos sutilmente: el varón suele tener el enojo como primera reacción, no llora, no se asusta; mientras que a las mujeres nos tocan tareas de amor y cuidado. Es necesario trabajar con los niños y deconstruir estos estereotipos de género», describió Cielo Salviolo, directora del canal infantil Pakapaka y moderadora del panel. 

Por su parte, Natalia Calisti, especialista en comunicación de Unicef Argentina, dió a conocer un dato contundente: «Los estereotipos se arraigan en los niños y niñas a los 10 años», en referencia a un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS)  y la Universidad de John Hopkins (Baltimore, Estados Unidos). «Si bien hoy los consumos son múltiples y hay más y distintos canales, los niños y niñas absorben toda esa información (que en su gran mayoría viene del mundo del Internet), donde repiten los estereotipos de mujeres y varones. Vivimos un momento histórico para interpelar a los comunicadores, porque las mismas audiencias son las que hoy reclaman sobre las visiones estereotipadas en los mensajes. Nuestros chicos y chicas son muy diversos: las nuevas generaciones están cambiando la forma de ver lo masculino y lo femenino», agregó.

En el 2020, la agencia de publicidad Almacén y la Iniciativa Spotlight Argentina realizaron la campaña «#SinMochilas». Caio Lucini, director de la agencia, habló acerca de los desafíos a los que se enfrentaron en esa oportunidad: «Todos tenemos en la espalda miles de mandatos y eso hizo que nos preguntemos sobre las masculinidades. #SinMochilas es el reflejo de los que nos han puesto en nuestras espaldas». Y agregó: «La diversidad no puede ser una idea, tiene que ser una consecuencia natural. Es muy importante el trabajo con organizaciones de Derechos Humanos y asesorarse. El gran trabajo es lograr que la diversidad se naturalice».

Las y los especialistas coincidieron en que el abordaje de las masculinidades e infancias constituye un proceso que implica una transformación tanto de quienes producen los mensajes como del contenido en sí, y destacaron que cada vez más piezas publicitarias se animan a abordar temáticas vinculadas que rompen estereotipos.

En ese sentido, Ariel Marciano, Art Manager de The Walt Disney Company Latin America, analizó cómo desde los personajes se construyen estereotipos y masculinidades en las historias clásicas y actuales de Disney. «Quiero ver una masculinidad desde una mirada positiva», aseveró. «Creo que la sensibilidad de los personajes masculinos es uno de los elementos esenciales para este análisis».

Recomendaciones para abordar temáticas de género

Durante el evento, se presentaron las siguientes recomendaciones de UNICEF para comunicadores y comunicadoras:

  • Formar equipos de trabajo diversos de mujeres y varones en la toma de decisiones;
  • Incluir la participación de niños, niñas y adolescentes para co-crear los mensajes que van hacia ellos; 
  • Sumar otras miradas (organizaciones feministas, activistas y referentes pueden aportar valor a la pieza de comunicación); 
  • Erradicar estereotipos en la imagen de los cuerpos y los roles; 
  • Erradicar estereotipos en el uso de la voz (los niños con voces autoritarias y las niñas más infantiles y dulces); 
  • Erradicar estereotipos en las locaciones (las niñas en el interior de los hogares y los niños en espacios abiertos); 
  • Eliminar los gestos, poses y actitudes de los niños y niñas asociados a la feminidad o masculinidad; 
  • Sin mochilas, mostrar la diversidad de lo que implica ser varón; 
  • Trabajar con organizaciones de Derechos Humanos.

¿Te gustó esta publicación?

¡Hacé clic en las estrellas para calificarla!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya interesado!

¡Mejoremos esta publicación!

Decinos cómo podemos mejorar esta publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *