Días de furia: ¿Por qué hay tanta violencia hacia las mujeres en las redes?

Agustina Mereles Alonso

En los últimos días se generó un debate sobre la violencia hacia las mujeres en las redes sociales. Referentes de distintas profesiones recibieron comentarios misóginos y descalificaciones que llegaron a afectar su salud mental.

Entre los Juegos Olímpicos que se desarrollaron en Tokio y los escándalos que surgieron en torno a las visitas a la quinta presidencial de Olivos durante la fase 1 de la cuarentena, las redes explotaron… de violencia. La deportista olímpica Delfina Pignatiello y la actriz Florencia Peña recibieron comentarios misóginos y descalificativos por las actividades que realizan.

Que las mujeres reciban comentarios de este tipo en sus redes sociales, lamentablemente, es cotidiano. En 2018, Amnistía Internacional realizó un estudio en el que participaron 1200 mujeres de entre 18 y 55 años de toda la Argentina. El objetivo era recolectar datos sobre la violencia online contra las mujeres. Las participantes debieron responder preguntas sobre la violencia en redes sociales en general y otras que correspondían al marco del debate por la legalización del aborto en Argentina. El estudio arrojó que una de cada tres mujeres de nuestro país sufrió violencia a través de las redes, y el 59 % expresó haber recibido comentarios sexuales o misóginos. En este trabajo también se entrevistó a figuras públicas de distintas áreas. Todas coinciden en que recibieron amenazas de índole sexual o psicológica.

Delfi Pignatiello se despidió de las redes por su salud mental

Delfina Pignatiello, la nadadora de 21 años, es una de las promesas deportivas de la Argentina. Además de ser excelente nadadora, es asidua a las redes, sobre todo de Twitch. En esta red social, Delfi realiza transmisiones en directo y comparte sus historias con sus cientos de miles de seguidores. En una entrevista con Filo News, declaró que estar en las redes y transmitir en directo es lo que la ayuda a distraerse cuando no está en la pileta.

Durante la cuarentena obligatoria, y como todos los deportistas, Delfina no pudo entrenar apropiadamente. De hecho, hizo un vivo vía Instagram en mayo del año pasado en el que mostraba cómo entrenaba en la pileta de su casa. Una vez finalizada la transmisión, la deportista pudo ver que había comentarios en los que se la sexualizaba y se hablaba de su cuerpo. «No sé si seguiré haciendo vivos y menos entrenando. Gracias a todos los que me bancan y apoyan siempre», escribió Delfi en sus historias.

Hace pocos días finalizó su participación en los Juegos Olímpicos Tokyo 2020. Esta vez, la deportista no logró competir por el podio, pero lo dio todo. Algunas personas la agredieron a través de las redes, por lo que la deportista decidió abandonar las redes sociales: eliminó su cuenta de Twitter, puso su cuenta de Instagram en privado, eliminó contenido de su canal de YouTube y Twitch. En Discord (otra red social) escribió: «Perdón, de corazón. Me encantaría seguir haciendo streams y seguir con el canal de Youtube, pero estoy en una situación que me sobrepasa. Me siento muy lastimada y necesito priorizar mi salud mental y bienestar. No sé qué pasará de acá en adelante, pero sepan que los voy a extrañar. Y muchas gracias por el aguante. Me lo llevo en el corazón».

La situación de Florencia Peña

La última semana de julio se dieron a conocer las listas de ingresos a la quinta presidencial de Olivos durante la fase 1 de la cuarentena. Entre muchas personas que ingresaron al predio donde reside el presidente Alberto Fernández, la actriz Florencia Peña resaltó por sobre las demás. Ella había asistido a la quinta en mayo del año pasado tras solicitar una reunión con la máxima autoridad nacional para conversar sobre alternativas que reactivasen el sector artístico. Sin embargo, los comentarios misóginos a través de las redes no se hicieron esperar. El diputado nacional Fernando Iglesias de Juntos por el Cambio twitteó lo siguiente: «Para mí la señorita iba a a ayudarlo a encontrar la perilla que enciende la economía para poner a la Argentina de pie». A lo que el también diputado nacional Walter Wolff le responde: «Pero ella de rodillas, ¿no?», y luego aclara: «Me refería a la economía».

El cuestionamiento en vez de estar orientado hacia todas las personas que no respetaron la fase más estricta de la cuarentena, incluyendo al presidente Fernández, quien recibía personas no esenciales en la quinta de Olivos, estuvo dirigido hacia la actriz Florencia Peña, quien fue la única en recibir comentarios sexistas o misóginos en este escándalo. Durante la última semana, Peña fue cuestionada en redes sociales y medios de comunicación por asistir a una reunión con Fernández, y acusada de realizar actividades sexuales con el mismo. El lunes pasado, la actriz decidió hacer un descargo en su programa Flor de Equipo: «Después de 6 o 7 días de una operación contra mi persona me pregunto: ¿por qué conmigo? Si estuvieron tantos nombres importantes, tantos hombres importantes, ¿yo tengo que salir hoy a aclarar que no soy el gato del presidente? Que yo fui a una reunión a las 11:30 de la mañana con permiso, con protocolo, y tengo que salir a aclarar que no soy el gato del presidente, ¿de verdad?». Finalmente, la presión, las acusaciones y la violencia recibida hizo que Florencia no pudiera conducir su programa del día martes. Junto a su abogado Fernando Burlando decidieron denunciar a los diputados nacionales por «Violencia de género mediática, institucional y simbólica».

¿Te gustó esta publicación?

¡Hacé clic en las estrellas para calificarla!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya interesado!

¡Mejoremos esta publicación!

Decinos cómo podemos mejorar esta publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *