Marcela Postigo: «Nosotras estamos haciendo de alguna forma que la historia cambie»

Sole Huespe
Mano a mano con Marcela Postigo, Directora Ejecutiva de Valos.

Es mendocina y se especializa en comunicación social, específicamente en áreas como educación, responsabilidad social y sostenibilidad. Ha desarrollado proyectos para televisión, radio, diarios y revistas. Además de desempeñarse como Directora Ejecutiva en Valos, forma parte del directorio de la Fundación Nuestra Mendoza y es responsable de vinculación para la Maestría en Responsabilidad Social y Desarrollo Sostenible de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Cuyo. Además, fue jefa de Relacionamiento de Grupo América en Cuyo hasta el mes de junio.

—Marcela, sos una referente en los medios de comunicación mendocinos, pero ahora has cambiado un poco de rubro, estás al frente de la Dirección Ejecutiva de Valos. Sin embargo, desde siempre, la responsabilidad social ha tenido un lugar importante en tu carrera, ¿es así? 

—Es cierto, desde siempre estuve comprometida con la responsabilidad social. En un momento como parte del Grupo América, después el bichito picó para siempre porque vi que es algo que te cambia la cabeza y peor cuando te haces parte de un equipo profesional como es la Maestría en Responsabilidad Social y Desarrollo Sostenible para la Gestión de las Organizaciones –así es el nombre completo de esta maestría que está en la Universidad Nacional de Cuyo y que se dicta para toda Latinoamérica–. Conozco muy pocos espacios de este estilo en universidades nacionales. Y ahí me cambió mucho la cabeza. Después de estar armando mi tesis, me di cuenta de que esto era lo que quería hacer para siempre: comunicación y responsabilidad social.

—¿Cuál es tu principal desafío como Directora Ejecutiva de Valos?

—Es maravilloso porque es una organización que trabaja por la responsabilidad social de las empresas, pero también por el desarrollo de estos empresarios y de estos ciudadanos que luchan para que todo cambie, para que todo sea mejor. Se fijan en el tema de lo ambiental desde antes que muchos se fijaran. Al principio eran un grupo de locos –como se autodenominan siempre todos los directores en Valos– que decían: «Che, atentos porque al ambiente así no lo podemos seguir tratando, no vamos a llegar. Por favor, cambiamos la forma en que tratamos las cosas; produzcamos de una manera más responsable; consumamos de una manera más responsable». Ellos pensaban en los Objetivos de Desarrollo Sostenible desde antes de que habláramos de ellos. Y la verdad es que me atrapó la temática desde siempre, cómo se maneja el equipo… y hay gente que me marcó muchísimo. La verdad es que hace mucho esperaba este cambio de conciencia en la gente, y la pandemia, quieras o no, fue para mejor en ese sentido. Y cambió eso, porque todos se dieron cuenta de esa aldea global. 

—Marce, ¿cuáles son los principales programas que tienen activos en Valos?

—Muchos. porque estamos trabajando muy fuerte desde el Foro Valos, una acción que tenemos en junio todos los años. Este año lo hicimos de manera virtual y quedaron activas tres mesas de articulación público-privada: una mesa por la eficiencia energética; otra mesa por la biodiversidad, donde vamos a trabajar por las áreas protegidas con capital privado en Argentina; y la mesa de economía circular, mesa que tiene todo un desafío porque está encolumnada con la red de construcción sustentable, que se refiere no solamente a la construcción en seco o a la construcción húmeda, sino a que seamos responsables con lo que pasa con el agua, con nuestras construcciones, con cómo nos calefaccionamos o cómo nos refrigeramos. Es muy amplio lo que estamos haciendo y aparte estamos trabajando con la gente de Pacto Global. Estamos trabajando en varias direcciones. 

—En Grupo América te desempeñaste como jefa de relacionamiento durante muchísimos años, ¿qué de todo eso trasladás a tu actual posición? ¿Cuál es el capital principal que te dejó y trasladaste a Valos?

—Al Grupo América le tengo que agradecer porque estuve en todos los espacios. He trabajado en producción, en locución, en televisión, en radio, en diario (cuando existía el diario en papel y fui parte de ese cambio, de la conversión a un digital puro); es más, también pasé por la Fundación Grupo América. Estuve en su nacimiento y fue un desafío muy grande, porque como comunicadora me encantaba la responsabilidad social y por eso el grupo confió en mí para que eso ocurriera, pero realmente fue un desafío muy fuerte porque fue una fundación muy importante y fue mucho el trabajo que hicimos. Y realmente marcó toda mi trayectoria porque ahí aprendí cómo son los medios por dentro, en todo sentido, incluso hice hasta revistas infantiles que tenían mucho que ver con lo que es la educación. Pero lo importante es que después de todo ese aprendizaje, lo que más me quedó es el amor por la comunicación y el respeto, por esto que se relaciona tanto con la tecnología y que es muy difícil seguir el tren. Siempre les digo a mis alumnos de la universidad que hay que ser un pulpo, porque hay que transformarse en el color, en la forma, en la textura, ir evolucionando con todos los desafíos que tiene la tecnología que avanza de manera exponencial. Es casi inabarcable para un ser humano, entonces es un desafío hermoso. Y eso es lo que me gusta como desafío en Valos: estamos visitando empresas todo el día, hablando con empresarios todo el día, con equipos de ejecutivos… 

—Siempre has estado en posiciones de liderazgo. ¿Cómo fue la construcción de tu liderazgo en un mundo con tanta presencia masculina, sobre todo el de los medios de comunicación?

—Fue difícil al principio. Después se fue poniendo de moda. Pero Grupo América se caracterizó por tener muchas mujeres en conducción, tanto en Radio Nihuil, como en Canal 7. Y a eso lo empecé a explotar; dije: «Nosotras estamos haciendo de alguna forma que la historia cambie». Y lo empecé a decir y los directores me empezaron a mirar y dijeron «¡guau!». Y empezamos a trabajarlo. Y hoy está de moda y lo tenemos que abrazar.

—¿Pero es una moda o llegó para quedarse? 

—Llegó para quedarse, pero hay que aprovechar porque todos están hablando del tema. Y no es que acaba de ocurrir este movimiento, sino que surgió hace mucho tiempo. Pero ahora todos están hablando del tema porque hoy, más que nunca, lo estamos diciendo con más fuerza. El problema es que muchas de nosotras no terminamos de convencernos, porque vemos lo difícil que es mantenerlo. Creo que ese es el problema muchas veces: cuesta mantenernos porque la exigencia es fuerte, porque nos cuesta delegar. 

Podés ver la entrevista completa a continuación.

¿Te gustó esta publicación?

¡Hacé clic en las estrellas para calificarla!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya interesado!

¡Mejoremos esta publicación!

Decinos cómo podemos mejorar esta publicación.

3 comentarios sobre «Marcela Postigo: «Nosotras estamos haciendo de alguna forma que la historia cambie»»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *