Graciela Rovera: una líder que trasciende las fronteras de su propio negocio

Sole Huespe
Mano a Mano con Graciela Rovera, socia de Comercio Exterior + Negocios y Presidente de Comercio Exterior de la FEM.

El despacho aduanero y el comercio exterior es un negocio profundamente atado a las políticas de turno; hay que aprender a moverse ágilmente para sostenerse con eficacia. Quizás esa sea la clave del éxito de Comercio Exterior + Negocios, la empresa de más de 25 años que dirige Graciela Rovera, quien sostiene que «jugar con anticipación hace que el negocio sea exitoso». Ella, además, preside la comisión de comercio exterior de la Federación Económica Mendoza.

Comercio Exterior + Negocios hace la parte aduanera del comercio exterior, la logística en sus diferentes modalidades: aérea, terrestre, marítima y también los puerta a puerta. Recientemente, compraron un programa denominado «Importe-Exporte», que sirve para capacitar a los empresarios para que sepan cómo hacer mejores negocios, tanto en importaciones como en exportaciones. El programa también los ayuda a encontrar la oferta y la demanda para que puedan comercializar sus productos. 

Claves para un liderazgo con representatividad femenina

—¿Cuáles son las claves para empezar a revertir la tendencia y que el comercio exterior tenga un 50% de representación de mujeres en la industria? 

—Muchas veces las limitaciones nos las ponemos nosotras mismas. El hecho de no confiar más en nuestra capacidad y el hecho de no avanzar es una cosa, por ahí, más nuestra que de la realidad. No solamente pasa en esta actividad. Comparto espacio con mujeres de otras actividades y, en general, ellas dicen que los techos nos los ponemos nosotras mismas. Las mujeres tenemos diferentes etapas: la etapa donde no tenemos niños y avanzamos; otra donde tenemos niños y decidimos avanzar más (o menos), dependiendo de la edad de los niños; y llega un momento en que ellos crecieron y una puede seguir avanzando sin que los niños signifiquen una culpa, porque a veces una siente la culpa de que los deja abandonados. Pero en realidad ellos van creciendo y lo que una tiene que aprender es a enseñarles a los niños a ser independientes y compartir los momentos que tienen con la mamá y que la mamá tiene con los niños. Me parece que pasa más por ahí. La maternidad es algo bonito, pero también en algunas ocasiones nos pone un límite a nosotras.

Su labor en la FEM

—Graciela, presidís la Comisión de Comercio Exterior de la FEM, la Federación Económica de Mendoza. ¿Cuáles son las principales acciones que están llevando adelante desde la comisión? 

—La Federación Económica formó la Comisión de Comercio Exterior hace 10 años. Estoy cursando mi segundo mandato. Y entre las diferentes actividades que hacemos en comercio exterior, destaco la ronda de negocios internacional que se hizo el 8 de julio vía Zoom. Fue la tercera edición de la ronda de negocios con países limítrofes; participaron Chile, Uruguay, Paraguay, Perú, Bolivia y también gente de Colombia y Estados Unidos. Al principio, era solo el Mercosur, y después otras empresas se fueron enterando y se fueron inscribiendo. Como parte de las acciones, también hacemos algunas capacitaciones, y ya desde hace un año más o menos también tenemos la parte de Comercio Exterior de CAME, en la que podemos vincular a las empresas con la red Latam Came. Y eso también lo administramos nosotros.

—Claro, porque vos creaste un servicio que se llama Ronda de Negocios Internacional; de eso me estás hablando, ¿no es cierto?

—Exactamente.

—¿Cuáles son los principales resultados de estas rondas o los que a vos te han provocado más satisfacción?

—En la primera ronda, que fue presencial y fue muy buena, vinieron alrededor de 80 empresas y se generaron 500 reuniones. Logramos que dos empresas pudieran abrir sucursales en Chile. En esa primera ronda participaron empresas mendocinas y chilenas, fundamentalmente porque eran las que estaban más cerca. Pero también se sumaron algunas empresas de Córdoba, Buenos Aires y Rosario. Y después de esa primera ronda, hicimos micro rondas con las empresas que participaron, para incentivar que tuvieran una mejor comercialización de sus productos. 

—¿Cómo fue la ronda del año pasado durante la pandemia?

—El año pasado se hizo la ronda vía Zoom y no solamente participaron empresas chilenas, sino que también se sumaron empresas cubanas, de Estados Unidos, de Perú y de Uruguay… Tuvimos 5 países. Así que este año decidimos invitar a todos los países del Mercosur y Latinoamérica porque el tema de los fletes internacionales se ha incrementado de una manera exponencial y esto nos da la posibilidad de poder comercializar con los países limítrofes y que los fletes sean más accesibles.

Un liderazgo con sello femenino

—Graciela, dirigís tu empresa, presidís la Comisión de Comercio Exterior de la FEM… ¿Cómo pensás el liderazgo?

—Como mujeres, creo que tenemos un liderazgo distinto al de los varones. Para mí no es mejor ni peor, es lo que cada uno puede hacer. Y creo que siendo clara en lo que necesito, en lo que quiero y en lo que quiero lograr, es cómo una puede estar en el lugar de liderazgo. Para mí ir al choque no es la forma, o por lo menos no es mi estilo. Mi estilo siempre ha sido decir las cosas de la mejor manera posible para poder lograrlo y con acciones que después avalen lo que digo. Porque, ¿para qué decirlo y pensarlo si no lo puedo poner en práctica? Queda hueco el espacio. Eso no significa que no pueda equivocarme, al contrario. Todos somos humanos. Pero creo lograr transmitir lo que se necesita y que el otro lo entienda, me parece que es la mejor manera de lograr un espacio y poder llevarlo adelante. A mí nunca me han regalado nada. Siempre busqué estar en los lugares, porque creo que desde esos espacios de liderazgo se pueden hacer muchas cosas. Y creo que la clave es esa: hacer que los espacios que una ocupa sean justamente para eso, para hacer, para desarrollar. 

Sus definiciones sobre el liderazgo femenino y el negocio aduanero, en la entrevista completa que podés ver a continuación.

¿Te gustó esta publicación?

¡Hacé clic en las estrellas para calificarla!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya interesado!

¡Mejoremos esta publicación!

Decinos cómo podemos mejorar esta publicación.

Un comentario sobre «Graciela Rovera: una líder que trasciende las fronteras de su propio negocio»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *