Cecilia Mariani. Cerrar la brecha de género en la industria IT: «Las mujeres tenemos que acercarnos a las carreras tecnológicas y pedir más responsabilidades laborales»

Sole Huespe
Mano a mano con Cecilia Mariani, CEO de Darwoft.

Cecilia Mariani lidera una de las compañías de desarrollo de software con más proyección internacional de Córdoba. En una industria muy masculina, Mariani se destaca y tiene a su cargo un centenar de colaboradores. En su cartera, tienen clientes nacionales, pero el plan para este año y los que siguen es copar el mercado norteamericano. Actualmente, pisan fuerte en estados como Texas, Oregón y Virginia. Pero van por más, muchos más.

Origen y actividad principal de Darwoft

«Darwoft es una empresa de desarrollo de software que cuenta, como nos gusta decir, con la mejor experiencia de usuario y la mejor calidad. Nació hace diez años, pero mi incorporación como CEO fue hace menos tiempo, porque en el 2017 creé mi propia compañía llamada Fukuroo, también de software, y hace dos años decidimos fusionar ambas empresas. Desde ese momento, soy la CEO de Darwoft», relata Cecilia Mariani.

—Antes de Fukuroo y de Darwoft, venías de muchos años de trabajos en relación de dependencia, ¿dónde estabas inserta y cómo fue ese paso a ser tu propia jefa?

—Sí, trabajé mucho en relación de dependencia. Desde que me recibí empecé a trabajar en Telecom Personal y después en distintas empresas de telecomunicaciones. Pasé por Global Star, dedicada a la telefonía satelital y luego, con la llegada de Motorola a Córdoba, ingresé allí y ahí estuve diez años. Después, otros seis o siete años más en Intel. Trabajé bastante en el mundo corporativo de multinacionales, que me formaron muchísimo. La verdad es que me siento privilegiada de toda la formación tecnológica en cuanto a procesos y muchos lineamientos o formas de proceder que las empresas grandes te pueden ir capacitando. Luego de toda esa experiencia, hace cuatro años, decidí emprender y armar mi propia compañía.

—¿Cómo viviste ese momento? Muchas mujeres sueñan con formar sus propias compañías, pero imagino que no todo es color de rosas en el camino, ¿no?

—Fue difícil el traspaso de una empresa como Intel. Lo primero que me impactó fue la parte monetaria, porque cobraba muy bien; cuando uno decide emprender, durante los primeros meses no cobra nada. Ese fue un impacto importante. ¡Y no solo eso! Sino que también tuve que invertir mucho. Desde el día uno creamos la SAS, la cuenta en el banco, y desde ahí ya empezamos a pagar. Contratar empleados, comprar máquinas, al principio son gastos importantes cuando todavía no teníamos la rueda de clientes girando. Ese fue uno de los mayores impactos para mí, que estaba acostumbrada a la estabilidad del que trabaja en relación de dependencia. 

Claves para cerrar la brecha de género en la industria IT

«Creo que la clave es seguir mostrándonos y contar lo que estamos haciendo, sobre todo las que estamos en posición de liderazgo, para que otras se animen. Conozco a muchísimas mujeres súper talentosas en distintas empresas y en posiciones de liderazgo, pero faltan. Todavía en las reuniones y en las empresas seguimos siendo pocas. Esto viene desde la facultad. Tenemos que ser más en las carreras tecnológicas. Y una vez que ingresamos a la profesión, también tenemos que animarnos a pedir más responsabilidades. A veces las mujeres hacemos las tareas que nadie quiere tomar y eso también nos cansa igual, pero por ahí no aportan tanto valor a la empresa. Por supuesto que en un comienzo, sí, tomamos todo; pero después podemos ir eligiendo. Ahora puedo decir que no hace falta trabajar más de ocho horas diarias, pero seleccionando lo que voy a hacer. Planificando desde el principio del día lo que me acerca más a mi objetivo. Si lo planificamos y cada día vamos un poquito más en esta dirección, en capacitarnos, en aprender, creo que podemos ser más mujeres en estas posiciones de liderazgo».

Planes de internacionalización

Actualmente en Darwoft trabajan entre 80 y 100 personas, la mayoría en Córdoba. Cecilia Mariani se apoya en ese equipo para lograr su mayor desafío: la consolidación en el mercado internacional.

—Hablemos de los desafíos a futuro…

—Estoy 100% con la internacionalización de la empresa, con exportar más. En eso es en lo que me estoy capacitando y poniendo todo mi esfuerzo. Hoy estamos con la fuerza para abrir una unidad de negocios en Estados Unidos y me imagino a tres años con esa unidad creada. Así que espero poder realizarla. Y me imagino en esta empresa o en otra, pero haciendo crecer la industria para ser más competitivos y poder tener mejores trabajos acá en Córdoba.

—El foco es Estados Unidos, ¿en algún estado en particular?

—Sí, ahí nos concentramos. Puede salir un trabajo en otro país y lo tomamos también, pero estamos en Estados Unidos y viendo los estados. Hoy estamos en Texas, Oregón y Virginia, y eso es lo que estamos atacando.

A continuación te dejamos el video de la entrevista completa.

¿Te gustó esta publicación?

¡Hacé clic en las estrellas para calificarla!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya interesado!

¡Mejoremos esta publicación!

Decinos cómo podemos mejorar esta publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *