La Romería, una librería que fomenta el amor por la lectura desde la primera infancia (y una emprendedora que ama leer)

Sole Huespe

Adentrarse en La Romería es entrar en un mundo donde la calidad artística y literaria es prioridad. Florencia Zanotti, la emprendedora detrás de esta particular librería infantil, elige minuciosamente libros con historias cautivantes, con ilustraciones hermosas, de esos libros que quedan en la memoria durante toda la vida. «La Romería nace del amor por los libros y los niños», asegura. 

Se viene el Día de los Niños y Niñas y pensamos: «¿Existe un regalo mejor que una historia para atesorar toda la vida?» No. Lo mismo cree Florencia Zanotti, una cordobesa de 37 años que comenzó en 2018 con La Romería, una librería infantil que vende de manera virtual, pero también asesora y recomienda cuál es el mejor libro para cada niño.

La historia de Flor, la emprendedora

«Todo empezó en agosto de 2018, después de haber ejercido como Licenciada en RR. HH. durante diez años. A raíz de grandes cambios a nivel personal y profesional, decidí que ya no quería dedicarme a mi profesión. Necesitaba hacer otra cosa, pero ¿qué? Ahí empezó una época de introspección, procesos de terapia, prueba y error y, por supuesto, eternas charlas con amigas. Y así, cuando parecía que realmente no había «nada» para mí, surgió la idea de La Romería: quería tener una librería de libros infantiles. Era como si la idea hubiese estado dando vueltas y un día las piezas se hubiesen acomodado», así comienza su relato. 

Paralelamente, desde esos años y hasta la actualidad, trabaja como voluntaria en Fundación Sí, involucrándose en proyectos de inclusión social para niños: «Una de las cosas que hacíamos era trabajar con ellos a partir de cuentos».

Cuando comenzó, no existían las librerías en línea especializadas en literatura infantil. Hoy existen algunas ya.

—¿Cómo fue arrancar en un rubro que de alguna manera te era ajeno, que no conocías demasiado, porque venías de otro mundo?

—Lo primero que hice fue hablar con otras librerías en línea de Buenos Aires, puertas adentro y que no tuvieran local a la calle, para conocer el negocio. Siempre me encontré con gente muy generosa que me contó el funcionamiento. Sí tuve la precaución de no hablar con gente de Córdoba para que no sintieran que podía ser competencia. Pero me lancé, más que nada, porque fui muy osada.

Al comienzo no tenía tienda web. Su primera compra fue en una feria de libros infantiles que se hizo en la ex Cocina de Culturas en Córdoba. «Elegí por pura intuición; eran libros que me gustaba leer y de niña me hubiera encantado tener». Al comienzo vendía mucho por el famoso «boca en boca» y por WhatsApp. La tienda virtual es hija de la pandemia. «La armé cuando comenzó el confinamiento, porque tuve más tiempo y pensé que sin esa herramienta iba a ser difícil poder crecer», nos cuenta.

Actualmente, trabaja con editoriales cordobesas, nacionales e internacionales. Los libros del exterior los consigue a través de distribuidoras. 

Las unidades de negocio de La Romería

«En La Romería creemos en leer por placer y estamos convencidos de que leer hace bien», decreta Florencia. Con ese precepto, trabaja las tres unidades de negocio que hoy están vigentes en el emprendimiento:

  • La venta de libros propiamente dicha;
  • Suscripción de libros o Club de lectura: las familias pagan una suscripción mensual y reciben dos libros sorpresa y un regalito por mes. «Es una linda apuesta, porque es muy lindo para el niño recibir un regalo y para los padres y las madres es una linda oportunidad para conocer otros autores», explica. Hasta el momento, hay 31 familias que se sumaron a este modelo que comenzó en marzo;
  • Cursos de literatura infantil para adultos. El objetivo es trabajar conjuntamente con padres y madres el hábito de la lectura y brindarles una herramienta para acompañar la crianza. El próximo curso será en septiembre y se dará a conocer en el sitio web de la librería: https://www.laromerialibreria.com.ar/ 

El desafío a futuro es hacer crecer el negocio y seguir eligiendo bien (en palabras de la propia Flor), además de trascender las fronteras de Córdoba de la mano de las suscripciones. «Si bien vendo en las provincias limítrofes a Córdoba, me gustaría crecer con la suscripción porque tienen el plus de mi curaduría y es un proyecto hermoso. Me gustaría posicionarme como una referente no solo de libros sino en formación en literatura infantil», remata.

¿Te gustó esta publicación?

¡Hacé clic en las estrellas para calificarla!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya interesado!

¡Mejoremos esta publicación!

Decinos cómo podemos mejorar esta publicación.

3 comentarios sobre «La Romería, una librería que fomenta el amor por la lectura desde la primera infancia (y una emprendedora que ama leer)»

  1. Flor transmites amor a la literatura infantil en cada idea, y ropuesta de tu emprendimiento.
    Te sigo y me pones al día con las novedades literarias que comparto con mis nietos y alumnas del Profesorado de Educación Inicial aquí, en Chaco.
    Faltó mencionar tus talleres y charlas compartidas con excelentes personas y profesionales en las que pude participar virtualmente.
    ¡A seguir con esa pasión Flor !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *