«Kiwi Diseño Animal», un emprendimiento de diseños únicos para tu mascota

Agustina Mereles Alonso

Georgina Castro Pino es una joven mendocina de 26 años que unió su amor por los animales y el diseño gráfico. En 2015 creó «Kiwi Diseño Animal», un emprendimiento de accesorios para mascotas con diseños creados por ella.

Georgina Castro Pino tiene 26 años, vive en Mendoza y pronto se recibirá de diseñadora gráfica. Su amor por los animales hizo que durante gran parte de su vida se dedicara a cuidar, dar tránsito y encontrarle hogar a muchos perros. Buscando accesorios para sus mascotas descubrió que en Mendoza no había modelos originales, sino que eran «todos lo mismo». Esta inquietud la llevó en 2015 a crear «Kiwi Diseño Animal», un emprendimiento en el que fabrica accesorios para mascotas con diseños que ella misma crea.

Cuando Georgi se lanzó a emprender se encontraba cursando el segundo año de la carrera de diseño gráfico en la Universidad Nacional de Cuyo. La profesionalización del emprendimiento sucedió gracias a una profesora de la facultad que la ayudó a armar su marca y a hacer publicidad. Desde ese momento, «Kiwi Diseño Animal» comenzó a crecer y sumar accesorios para mascotas como camas, collares, correas, pretales, cinturones de seguridad, y pañuelitos. La particularidad de sus productos es que los dibujos y diseños son originales y están inspirados en temáticas nacionales y regionales.

—¿Ya sabías coser antes de crear Kiwi o tuviste que aprender?

—No, no sabía. Aprendí a prueba y error. En mi casa había una máquina y dije «Bueno, voy a probar». Empecé con vídeos a ver qué sucedía y cuando vi que más o menos me salía, me animé a publicitar las camitas y a venderlas.

—¿Y con el sublimado cómo te manejas? ¿Tenés equipos o trabajas con terceros? 

—En un primer momento trabajé con terceros porque no tenía las máquinas de sublimación. En el 2020 me la puede comprar y conocí otros diseñadores, investigué por Internet, y así fui aprendiendo sobre las distintas temperaturas, tiempos y demás.

—Uno de tus principales espacios de venta son las ferias. ¿Cómo fue la pandemia para tu emprendimiento?

—En la pandemia lamentablemente perdí a mi papá, entonces decidí frenar un tiempo. Al mismo tiempo estaba armando la tesis para la facultad, entonces «puse el freno» y solo vendí a pedido. Hace muy poquito volví a las ferias y fue como empezar de cero. Ya me había olvidado cómo era hacer mucho stock y estar tantas horas en la feria. Por suerte me está yendo bastante bien. El ambiente de feria me encanta, porque es como que «te adoptan»; entre todos nos ayudamos un montón. 

—¿Qué es lo que más se vende en la feria?

—Al ser en un lugar público mucha gente está con su perrito, entonces le prueban todo en el momento. Por lo general lo que se llevan es el pretal. Muchos están acostumbrados a llevarlos con el collar y eso no es lo mejor porque le tirás del cuello. 

—¿Qué proyectos tenés para este 2022?

—La idea es retomar la producción de camitas, que estaba parada, pero con materiales reutilizados. Desde mi lugar quiero tener algún aporte al medio ambiente. También tengo ganas de hacer diseños combinados para dueños y mascotas; por ejemplo, hacer una remera para el dueño que combine con el estampado del accesorio del perrito.

—Hoy tenés 26, pero empezaste tu emprendimiento al inicio de tus 20. ¿Cómo ves la posibilidad de emprender para la juventud?

—El tema de la pandemia es algo que que nos impulsó a todos a emprender. Fue decir «Bueno, el mundo se quedó quieto ahora depende de mí muchas cosas». Creo que cada vez los jóvenes tienen más ganas de ser sus propios jefes y de emprender. Me gusta que la mayoría tiene en cuenta el ser ecológicos y usar materiales reutilizados, por ejemplo.

—¿Cómo te llevás con la mujer emprendedora que sos?

—Bien, la verdad que me ha ayudado mucho a trabajar la seguridad. En algunos lugares tenés que luchar con el machismo, por ejemplo, cuando querés aprender y te tratan como que no vas a poder. Hay que luchar cada vez para hacer más presente el lugar de la mujer.

—¿Cuál es tu consejo para los futuros emprendedores?

—Mi consejo sería que se focalicen primero en un producto. Por ahí queremos hacer un montón de cosas y no arrancamos nunca. Hay que focalizarse en algo y centrarse bien a qué público está dirigido. Lo más importante es animarse, porque las cosas se van a ir dando solas. Es mucho trabajo, pero está buenísimo, vale mucho la pena.

¿Te gustó esta publicación?

¡Hacé clic en las estrellas para calificarla!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya interesado!

¡Mejoremos esta publicación!

Decinos cómo podemos mejorar esta publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *