Include-U, la consultora cordobesa con perspectiva de género (que pisa fuerte en Dominicana y Sudáfrica)

Sole Huespe

Hace unos años, María Laura Faría detectó una urgencia, la de diseñar estrategias de igualdad y planes de género con impacto organizacional, pero que fueran medibles y cuantificables. De tan disruptiva en su tiempo, no fue profeta en su tierra y comenzó liderando el proceso de certificación en igualdad de género de la empresa Barrick Gold, en la República Dominicana, siguiendo los lineamientos del PNUD y el Ministerio de la Mujer de ese país. Hoy, Faría es una referente local e internacional y, con su consultora Include-U, lleva la voz cantante en la implementación de sistemas de gestión de género.

Allá por el año 2010, Lorena Piazze convoca a María Laura Faría a sumarse a Voces Vitales. Dentro de la organización, pasó por distintas funciones: fue miembro del Consejo Asesor, participó del Board y llegó a integrar la iniciativa de paridad de género que promueve el Foro Económico Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. Además, por su labor dentro de la Institución, fue nombrada como Presidenta de Voces Vitales Cono Sur. La idea era identificar en el sector privado cómo ven y cómo podrían implementarse estas iniciativas y cómo trasladarlas al sector público. «Allí empecé a trabajar en esta iniciativa integrada por el gobierno nacional y empresas líderes como Accenture, Latam, Mercer, YPF y Avon. Fue muy rico el intercambio que hubo y me di cuenta de que lo que estaba faltando en esas iniciativas era aportar una mirada sistémica y de medición. Yo veía que esto no funcionaba si no se insertaba desde ese lugar», comienza María Laura Faría, fundadora y socia de Include-U

Fue entonces cuando surgió la inquietud que luego dio origen a su consultora en 2013: «De a poquito fue surgiendo un caso, luego otro y otro más, que fueron aportando evidencia. Creo que ahí está la clave de la eficiencia de estos programas», completa.

La esencia de Include-U

«Brindamos herramientas que permiten a las organizaciones gestionar con enfoque de género y así generar espacios laborales más inclusivos. Potenciamos el capital humano desde la consciencia de equidad, igualdad y género. Promovemos cambios organizacionales que contribuyen a reducir las brechas de género y potenciamos objetivos de Desarrollo Sostenible», reza el folleto institucional de la consultora fundada por María Laura Faría e integrada también por María Juliana Candria, consultora asociada en Argentina, y María Tavárez Saviñón, especialista en cumplimiento normativo en la República Dominicana.

¿Cómo lo hacen? A través de la implementación de un sistema de gestión de género que se aplica en tres dimensiones: la prevención de la violencia laboral, la gestión del capital humano y la comunicación (interna y externa).

¿Qué significa diseñar estrategias de igualdad y planes de género en una empresa u organización?—le preguntamos a Faría.

—A lo que yo apunto en mi trabajo de consultoría es que, tanto en los organismos públicos como en las empresas privadas, se transformen o se modifiquen con una perspectiva de género las políticas internas. Por ejemplo, desde una empresa dicen «nosotros no tenemos violencias». “¿Está en la política escrita?”, me pregunto yo.  Porque muchas veces, si no se dice, da lugar a la duda. Hay muchas cuestiones legales donde uno se protege al momento de dar estas declaraciones bien explícitas, entonces es fundamental empezar a trabajar en cada una de las políticas, los procedimientos y documentos internos, donde explícitamente se garanticen la igualdad de oportunidades, la equidad salarial, los ambientes libres de violencias. Sobre todo, porque Argentina acaba de suscribir el convenio 190 de la OIT, que establece los ambientes laborales libres de violencias. De a poco, el aspecto legal va dándole contención a este tipo de herramientas, para garantizar que realmente se efectúen estas acciones. Es ahí donde yo aprovecho y pongo la perspectiva de género. Cuando uno establece programas de integridad, existe un canal de denuncias (de acoso, de violencia, o de un acto de corrupción), cuyo circuito dentro de la compañía es: se denuncia de manera anónima, llega esa denuncia a terceros contratados (un poder judicial independiente de la compañía) y se activa un mecanismo de investigación. Se establece también, acompañado al código de conducta y a estos canales de denuncias, el régimen de consecuencias, la sanción ante un incumplimiento. 

Include-U tiene clientes en Buenos Aires y Mendoza. Fuera del país, en Chile y la República Dominicana, donde pisa fuerte ya que cuenta con una sede. «La intención es empezar a trabajar en Sudáfrica con un socio local. Son lugares que requieren un cambio muy fuerte», explica María Laura a MujeresHoy.

«Hoy por hoy, todas las grandes compañías están trabajando un programa de integridad, de género y de departamentos de diversidad e inclusión. Tener una política de diversidad te permite tener un trabajo en equipo muy rico, donde se potencian los saberes», asegura. Estos planes siempre funcionan mejor cuando la alta dirección está comprometida. 

Algunos de los beneficios o impactos cuantificables de integrar la perspectiva de género son:

  • Retención del talento,
  • Menor rotación de personal,
  • Mejora en el clima laboral, y
  • Aumento del sentido de pertenencia.

«A la larga, los resultados son económicos y financieros», afirma la consultora.

Argentina contra la violencia y el acoso laboral

En diciembre pasado, Argentina ratificó el Convenio 190 de la OIT sobre la violencia y el acoso laboral, el cual reconoce el derecho de toda persona a un ambiente de trabajo libre de violencia y acoso, incluidos aquellos por razón de género. Asimismo, determina que tales comportamientos pueden constituir una violación o un abuso de los derechos humanos. Adicionalmente, el convenio contiene definiciones amplias de «violencia y acoso» y de «violencia y acoso por razón de género», al mismo tiempo que ampara a las personas que trabajan tanto en los sectores públicos como privados, independientemente de su situación contractual.

¿Te gustó esta publicación?

¡Hacé clic en las estrellas para calificarla!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya interesado!

¡Mejoremos esta publicación!

Decinos cómo podemos mejorar esta publicación.

Un comentario sobre «Include-U, la consultora cordobesa con perspectiva de género (que pisa fuerte en Dominicana y Sudáfrica)»

  1. Les recomiendo que antes de publicar que averigüen sobre las personas. Esta Mujer María Laura Faria le mandaba fotos desnuda y de sus partes íntimas a mi esposo. Y mensajes subidos de tono. La verdad deja mucho que desear dice una cosa pero hace otra. Debería aprender de valores, respeto hacia los demás, deberían enseñarle que no se debe meter con hombres casados. Una vergüenza. Una pena que existan personas así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *