Con un importante trasfondo ecológico y social, Ecoluna cambia la vida de quienes menstrúan

Agustina Mereles Alonso

Lorena López es modelista industrial y apasionada por la costura desde hace casi 20 años. Dueña de una gran conciencia ecológica y social creó Ecoluna menstruación sustentable en el 2019. Hoy vende sus toallitas de tela en todo el país junto a un equipo de 50 emprendedoras.

A sus 47 años, Lorena López es dueña de Ecoluna, su emprendimiento de menstruación sustentable. Su camino en la costura comenzó hace casi 20 años en Guernica, Buenos Aires, con una pequeña máquina de coser para arreglos cotidianos y, sobre todo, arreglar la ropa de sus dos hijos. Fascinada con la posibilidad de unir telas y armar algo único, una amiga la invitó a trabajar cosiendo etiquetas. Así fue que descubrió las máquinas de coser industriales y se enamoró aún más de la costura. Guiada por esta pasión, decidió formarse como modelista industrial. Gracias a su capacidad de estar en el detalle y la perfección, Lore fue convocada a trabajar de manera independiente para distintas grandes marcas.

Ecoluna aparece en su vida de una forma particular y, hasta podría decirse, mágica. Desde hace algunos años, Lore y su familia comenzaron a concientizarse en el cuidado del medio ambiente. Como consecuencia de toda esta conciencia familiar, su marido comenzó a trabajar dando clases de informática y reciclado de materiales ad honorem en el penal de Lomas de Zamora. «Un día viene y me cuenta que las internas del penal no tenían acceso a las toallitas menstruales descartables», comienza Lorena su relato. Debido a esta situación, las internas gestionaban su período con papel higiénico y trapos viejos, que luego desechaban en el inodoro. Esto generaba grandes taponamientos de los caños y, por ende, un lugar insalubre para vivir. «Yo ya había probado las toallitas de tela y me encantaban. Entonces me dije: “la solución al problema es que ellas las usen”. Además son ecológicas, porque se usan, se lavan y se pueden volver a usar; y duran entre 3 y 5 años», cuenta. Así fue que Lore puso manos a la obra y confeccionó y donó 100 toallitas de tela, que fueron acompañadas de una charla de educación sexual y derechos humanos.  

Luego de esta acción, las mujeres que trabajaban en el penal de Lomas de Zamora también comenzaron a pedirle estas toallitas de tela. Luego se sumaron conocidas, conocidas de conocidas, y así la lista se fue agrandando hasta que finalmente decidió crear Ecoluna menstruación sustentable. Actualmente Ecoluna tiene presencia en casi todo el país  y continúa creciendo. Los productos de tela con los que cuentan son: toallitas menstruales y diarias, toallitas para incontinencia, protectores mamarios y pads desmaquillantes. «En todo este tiempo me ha pasado que modifiqué productos e incorporé nuevos gracias a la devolución de las usuarias», agrega Lore.

—¿Innovás a la hora de elegir telas para confeccionar tus productos?

—Sí. Hace poco acabamos de recibir una compra colectiva, que hicimos junto a un grupo de emprendedores, de hilado de cáñamo proveniente de la India. Esta es una tela absolutamente ecológica, cuyo cultivo está prohibido en Argentina porque se hace con la planta de cannabis. Se la llama planta biorremediadora porque permanentemente cuida el suelo, no necesita fertilizantes como, por ejemplo, el algodón. Me parece una puesta de avanzada poder ofrecer nuestros productos con esta tela, pero más que nada quiero poner nuestro granito de arena para que esta planta pueda cultivarse en Argentina con un fin industrial.

—¿Cómo te imaginás el futuro de Ecoluna?

Que siga creciendo: va a crecer en función y en la medida en que las personas sigan creyendo que el producto que ofrecemos les cambia la vida. A muchísima gente le está cambiando la vida y para mí eso es todo. Si vamos a soñar en grande, el objetivo de máxima sería que el taller crezca de tal manera que se pueda incorporar gente a trabajar conmigo. Sueño con estar a un taller grande con mínimo 10 máquinas trabajando.

El sostén de Ecoluna: una red de emprendedoras comprometidas

Como adelantamos al inicio de la nota, Ecoluna cuenta con 50 revendedoras en todo el país. Esta modalidad de venta surgió en plena pandemia cuando muchas mujeres se contactaron con Lorena y le solicitaron vender sus productos. Este sistema de venta no solo le asegura tener presencia permanente en casi todas las provincias, sino que también reduce la huella de carbono generada por los transportes que utiliza para enviar las toallitas.

Las mujeres que forman parte de Ecoluna son fundamentales, tanto para el crecimiento como para mantener la esencia del emprendimiento. Todas aquellas personas que deseen revender Ecoluna tienen cumplir una serie de «requisitos»: ser usuarias de las toallitas de tela, asesorar al cliente antes de la compra y acompañarlo una vez que ya probó el producto. «Lo que me interesa es que ellas vuelvan a contactarse con el cliente y preguntarle cómo les está yendo o si tuvieron alguna dificultad. Quiero que la gente que usa mis productos se sienta conforme», remarca Lore. Otro de los puntos que deben tener en cuenta quienes revenden Ecoluna es encontrar una causa social: «la causa es encontrar a personas que necesiten pasarse a tela, ya sea por bajos recursos, por cuestiones de salud o demás. Ecoluna les entrega un kit de toallitas sin cargo para que gestionen su ciclo menstrual de la mejor manera», nos cuenta la creadora del emprendimiento con brillo en los ojos.

¡Escuchá la nota completa en nuestro pódcast de Hoy Emprendemos!

¿Te gustó esta publicación?

¡Hacé clic en las estrellas para calificarla!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya interesado!

¡Mejoremos esta publicación!

Decinos cómo podemos mejorar esta publicación.

3 comentarios sobre «Con un importante trasfondo ecológico y social, Ecoluna cambia la vida de quienes menstrúan»

  1. Gestionar mi mestruación con tela fue una de las mejores decisiones. Me siento felíz de saber que mi cuerpo no deja residuos en el planeta que habitarán mis hijas y les hijes de sus hijes. Gracias Lore por traernos este producto que es tan completo y de tan buena calidad.

  2. Muchas gracias por ésta hermosa nota. Gracias mujeres hoy news y en especial a Agus, con quien me sentí muy cómoda al momento de charlar sobre la historia de EcoLuna®. Espero que las y los lectores puedan interpretar el sentimiento que tengo y le pongo a mí emprendimiento y nos acompañen adoptando hábitos más amigables con el medioambiente y nos siga en nuestras redes sociales ecolunaoficial.
    Cariños
    Lore 💚

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *