«Aromas de té», un emprendimiento que une lo mejor del té y la pastelería

Agustina Mereles Alonso

Sandra Candona tiene 53 años, es mendocina y amante del té. El amor por esta infusión la llevó a capacitarse y crear «Aromas de té» junto a Verónica Caro, su socia. Este emprendimiento une el té en hebras con la pastelería y ofrece tardes de té en casa y desayunos a domicilio.

Sandra Candona tiene 53 años, vive en Mendoza y es técnica en farmacia, pero su verdadera pasión es el té en hebras. Tanto así que se capacitó como sommelier internacional de blends de té y coaching de té. En el año 2003 se animó a emprender por primera vez y abrió un local de té en un centro comercial de la provincia. Lamentablemente, luego de un tiempo, se vio obligada a cerrarlo. Sin embargo, este traspié no la hizo bajar los brazos y continuó aprendiendo sobre esta infusión milenaria.

En 2019, junto a su compañera pastelera Verónica Caro, crearon Aromas de téEste emprendimiento fusiona lo mejor del té en hebras con la pastelería y se especializa en brindar servicios de tardes de té en casa y desayunos a domicilio. Al ser un emprendimiento joven, cuando llegó la pandemia de COVID-19, se vieron obligadas a reinventarse, crear y, sobre todo, no bajar los brazos.

—¿Cómo nace tu pasión por el té? ¿Cómo llegaste a meterte en el mundo profesional del té?

—Siempre me gustó tomar té. Eso viene de mi papá, porque a él siempre le gustó el té en hebras. En mi casa siempre hubo té en hebras, pero era una época donde casi nadie lo conocía o muy poca gente lo tomaba. Cuando el té en hebras se puso como un poco más de moda, empecé a investigar sobre el mundo del té, que es muy amplio. En Argentina tenemos muy buenos tés, y también en el exterior hay muchos países productores de muy buenos tés. La verdad es que cuando empecé había muy poca información, pero con el tiempo surgieron nuevas escuelas, como por ejemplo la Escuela Argentina de Té y muchas más. Ahí empecé con mi formación y acá estamos.

—¿Todo lo que aprendiste lo plasmás en «Aromas de té»?

—Exacto, sí. En 2019, después de varias conversaciones con Vero (su socia), decidimos ver qué podíamos hacer con el té, porque es un mundo muy amplio, pero a la vez muy difícil y que no a todo el mundo gusta. Era algo muy nuevo y un poco inexplorado. Así es que empezamos con las tardes de té, donde maridamos distintas variedades de té con la pastelería. Nosotras llevamos todo el servicio: el té, la pastelería, la vajilla, la mantelería y los centros de mesa. Luego recogemos todo a una hora programada con la clienta. La persona no tiene que hacer nada más que disfrutar de su tarde de té, sus amigas, compañeras o quien esté invitado.

—¿Cómo les fue con la pandemia? ¿Se reinventaron de alguna manera?

—Sí, con la pandemia nos tuvimos que reinventar, porque estuvieron cerrados los eventos. Así que empezamos con desayunos a domicilio, teniendo siempre como eje al té. En nuestras cajas ponemos la bolsita de té en hebras con infusiones y, alrededor de eso, un cuenco para tomar té y la pastelería. También incursionamos con accesorios para té y pudimos abrir una una tienda online. Tenemos teteras, cuencos, infusores, hebras y todo lo relacionado con el mundo del té. Las hebras las preparo yo. Hacemos blends de tés, así es que mezclamos distintos té con distintos tipos de hebras. Eso lo ponemos en los desayunos y lo llevamos a la tarde té.

—¿Qué soñás para «Aromas de té» en este 2022?

—¡Soñamos muchísimas cosas! Soñar no tiene techo. Queremos que nos conozcan en todo el país, poder enviar hebras de té a todos lados y poder hacer eventos grandes y que la gente nos conozca. Sobre todo esperamos trabajo, paz y que nos vaya bien.

—¿Cómo fue tu proceso como mujer emprendedora que debió cerrar su primer negocio y reinventarse hasta crear «Aromas de Té»?

—Mi primer emprendimiento lo tuve que cerrar porque en ese momento no había mucha gente que tomara té o que disfrutara de esto; recién después se fue popularizando. Pero en todos estos años, yo no lo abandoné, porque seguí investigando y tomando té, por supuesto. A la vez seguí con mi trabajo de técnica en farmacia hasta que en 2019 vimos que el negocio iba un poco mejor y, en el 2020, justo antes de la pandemia, dejé de trabajar. Así que fue como volver a empezar, reinventarme y seguir adelante.

Sandra Candona junto a su socia, Verónica Caro.

Hay té para todos los gustos

«Aromas de té» es un emprendimiento que, además de ofrecer mezclas de tés exquisitos, busca difundir y enseñar sobre esta infusión tan histórica e importante para algunas culturas. Con gran conocimiento en el tema, Sandra nos explica que hay tés que son solamente para disfrutar y otros que están relacionados con la salud, es decir, que son beneficiosos para el organismo. 

Cuando organizan las tardes de té, Sandra y Vero buscan llevar variedades «más bien para disfrutar», aclara la sumiller internacional de mezclas de té. «A los eventos llevamos variedades con cascarita de naranja, con canela, aromáticos con flores. También preparamos algunas mezclas con hierbas, como por ejemplo, el té verde. Lo mezclamos con manzanilla, con rosa mosqueta que traemos nosotras desde la montaña, con burro, con menta, entre otros. El té verde tiene muchísimas propiedades antioxidantes y vitaminas. Hay variedad para todos los gustos», finaliza.

¿Te quedaste con ganas de conocer más sobre «Aromas de Té»? Escuchá la entrevista completa en nuestro pódcast de Hoy Emprendemos en Spotify.

¿Te gustó esta publicación?

¡Hacé clic en las estrellas para calificarla!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya interesado!

¡Mejoremos esta publicación!

Decinos cómo podemos mejorar esta publicación.

5 comentarios sobre ««Aromas de té», un emprendimiento que une lo mejor del té y la pastelería»

  1. Yo pedí un desayuno y la verdad esquisito todo , la atención es exelente Sandra es muy amable, en el momento que la pedí me encontraba de viaje y Sandra simplificó todo , lo hice muy simple y sencillo , lo súper recomiendo

  2. Las contrate para un festejo de cumpleaños. Una tarde de te y pasteleria, lo organizamos en una casa de fin de semana, fueron puntuales, llevaron el servicio y todo riquisimo. Tomamos te en hebras, tambien jugos naturales y cosas dulces de primer nivel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *