«Apenas lo intenté, lo amé»: Mariana Adduci, la mendocina, creadora de MAD Tatto Estudio que redescubrió el arte en el tatuaje

Agustina Mereles Alonso

Mariana Adduci es artista visual, docente en carreras de diseño y artista botánica. Durante la pandemia, buscó la manera de reencontrarse con el arte y lo logró a través del tatuaje. Estudió, se capacitó y hoy es dueña de MAD Tattoo, su propio estudio.

Mariana Adduci es mendocina. Estudió Artes Visuales y Gestión del Diseño en la Universidad Nacional de Cuyo. Trabajó en el CONICET Mendoza como ilustradora botánica y es docente universitaria. Hace poco descubrió el mundo del tatuaje e hizo de MAD Tattoo Estudio su última hazaña.

En plena pandemia por COVID-19, Mariana buscaba y no encontraba «esa parte del placer del hacer artístico que había dejado de lado». Su hermana y la pareja de su hermana, que también son artistas (ella muralista y él tatuador), le insistieron para que incursione en el mundo del tatuaje. «Apenas lo probé, lo amé. Me dije: esto es lo que quiero hacer». Enseguida se puso a practicar, estudiar, hacer cursos y perfeccionarse. El siguiente paso lo dio junto a su amiga tatuadora, Gigi Up, quien la invitó a ser parte de su estudio mientras le enseñaba. Al cabo de cuatro meses, y por cuestiones de conveniencia, Mariana decidió lanzarse y abrir su MAD Tattoo Estudio en el barrio Trapiche de Godoy Cruz.

¿Qué es lo que más te gusta de tatuar?

—Me encanta el hecho de que la piel de otra persona sea el lienzo sobre el que plasmar algo. También me gusta la relación que establecés con el cliente, es una creación conjunta. Uno propone, pero el otro, que es el que lo va a llevar en la piel, también.

—¿Cuál es el futuro de MAD Tattoo Estudio?

Ahora lo empecé como estudio de tatuaje, porque fue algo que surgió de repente. Mi idea es seguir armándolo para que sea un espacio de arte, un lugar para hacer eventos de cine y eventos artísticos en general. Tengo espacio para llevarlo a cabo, y quiero hacerlo crecer en ese sentido y que no se limite únicamente al tatuaje.

La naturaleza como inspiración

A pesar de que hoy en día ya no se dedica específicamente a la ilustración botánica, en los diseños de sus tatuajes podemos adivinar su interés por esta. Los picaflores e insectos de distintas especies están presentes, así como también algunos animales acuáticos. El nivel de detalle que le aporta a cada uno de los diseños es único.

Ser emprendedora, mamá y artista

Mariana Adduci, además de ser una gran artista de la vida y del tatuaje, está conociéndose como mujer emprendedora. «Estoy agradablemente sorprendida, no siento que me desbordo. Obviamente, hay que invertirle el triple de tiempo de cuando uno trabaja en relación de dependencia, porque todo lo maneja uno: hay que ser fotógrafa, editora, manejar las redes y dibujar». Su tiempo lo distribuye entre el arte, el emprendimiento y la maternidad. Por suerte,  su hija Emma la acompaña en todos los proyectos. «¡Emma es una genia! Es súper compañera y siempre me dice que qué hermosos los dibujos que hago. Es feliz».

Mariana aspira a seguir creciendo dentro del tatuaje, por lo que le encantaría recorrer distintos estudios del mundo. El sueño definitivo de esta gran artista es «tatuar por el mundo, con Emma de la mano, por supuesto».

Escuchá la entrevista completa en nuestro podcast!

¿Te gustó esta publicación?

¡Hacé clic en las estrellas para calificarla!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya interesado!

¡Mejoremos esta publicación!

Decinos cómo podemos mejorar esta publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *