Zaida Tedesco Dip, la joven mendocina que da sus primeros pasos en Hollywood

Agustina Mereles Alonso

La joven de 19 años es saxofonista, cantante y actriz. Ahora está cumpliendo su sueño de estudiar actuación frente a cámara en Los Ángeles, Estados Unidos. Zaida nos abre las puertas del departamento donde se hospeda en la ciudad «de las estrellas» para compartirnos su día a día, experiencias y proyectos futuros.

Desde pequeña, Zaida Tedesco Dip supo que la música y la actuación estaban en su destino. «Mi mamá tenía una cámara y le pedía que me grabe cantando, bailando, haciendo shows para toda la familia, y ella lo hacía», cuenta la joven de 19 años. Nacida en Mendoza, Argentina, Zaida vive con sus padres y su hermano mayor, quienes son sus pilares y más grandes fans. «Mi segundo apellido me gusta usarlo porque es el de mi mamá y la considero una de mis mayores guías», aclara desde un principio.

Su primer acercamiento al mundo artístico fue a los 7 años cuando comenzó a tomar clases de canto. Luego, a los 9, tomó clases de piano y a los 14 tocó el saxo por primera vez, aunque este ya se había vuelto su favorito 10 años antes. «A los 4 años vi un saxo por primera vez y me enamoré. Pensaba que el instrumento era de oro, entonces yo sabía que mis papás no me podían comprar eso». Hoy es estudiante de segundo año de la Licenciatura en Saxofón de la Universidad Nacional de Cuyo.

Su encuentro con el teatro y el teatro musical fue hace dos años. Allí encontró un espacio donde puede combinar todas sus pasiones: la música, el canto y la actuación. Gracias a la academia donde estudia pudo concurrir a un congreso internacional de teatro musical donde pudo conocer a destacados profesores de Argentina y Uruguay. Uno de los tantos que conoció fue Felipe Havranek, quien es el director de Living Arts, la academia que becó a Zaida para viajar a Los Ángeles a estudiar actuación frente a cámara y teatro.

—¿Cómo fue el proceso de selección de la beca?

—Pasamos por diferentes instancias y audiciones. Después de esa audición, hicieron una selección de ocho personas y en esos ocho quedé yo. El día que fui a grabar les decía a mis amigas: «No, chicas, no puede ser; yo no estoy hace tanto tiempo con esto (por la actuación), no creo quedar». Y bueno, acá estoy, me gané la beca para hacer el programa de actuación para estudiar actuación frente a cámara y teatro. Nunca me lo imaginé; bah, en realidad yo siempre me visualicé acá, pero nunca me imaginé que fuera tan rápido. Hace 15 días que estoy en Los Ángeles y lo que he aprendido es como si hubiese estado cinco años estudiando. Algo que quiero resaltar es que un profesor de acá me hizo dar cuenta de que hacer mucho no está mal. Siempre he cargado mucho con la culpa de estudiar música, hacer teatro, también tengo un proyecto multi instrumentista en el que me ves tocando un bajo, entre otras muchas cosas y siempre pensé que estaba mal. Él me hizo dar cuenta de que no, que al contrario, hacer muchas cosas es lo importante.

—Entre el viaje y todos tus proyectos, ¿cómo hacés para organizarte con la facultad?

 —Por suerte voy súper al día con la carrera. La facultad de música tiene dos años de ingreso, los cuales pude rendir libre por la pandemia. Entré a primer año con 18 años y eso me facilitó muchas cosas. A los 15 fui a la facultad a hablar con el profesor, que hoy en día es mi profesor de la cátedra, y a ver lo que estaban tocando para el ingreso. Ahí me convencí de que podía hacer eso y estudié para no quedarme, que es el peor castigo del músico. 

—Contanos de tu proyecto multi instrumentista.

—Tengo un proyecto multi instrumentista que se llama Live Loops. Es una técnica de grabación en tiempo real en donde usamos diferentes instrumentos  y los combinamos para crear un beat en vivo, en el que después improvisamos nuevas melodías. Este proyecto lo hago junto a Nacho Videla, con quien arrancamos esta idea siendo amigos y hoy somos pareja. Él es un gran pilar de motivación en cuanto a la música, porque está todo el tiempo con mucha energía y estudiando. De hecho fue él el que me dijo que empiece a usar las redes sociales como una herramienta para mostrar lo que hago.

Imagen de Zaida en el taller de «Combate de escenario».

—¿Cómo es un día de estudio y grabación en Los Ángeles?

—Un día acá es una locura. Convivo con 13 personas más en la casa, todas mujeres. Eso nos sirve para la observación. Observarlas actuar a ellas también me ha enseñado mucho a mí. Por otro lado, los días se dividen en clases y en grabaciones. Tengo tres horas de clases por día, tres horas de grabación y tres horas de screaning, que es ver lo que grabamos. Hemos estado grabando reels actorales, que es un vídeo que te piden en cada audición que vas. También hemos tenido clases de técnicas de teatro muy antiguas, que, en realidad, son las técnicas de cabecera de todo el mundo. Algo nuevo fueron las clases de «Combate de escenario», que consiste en fingir que una pelea es real con tu actuación: dónde das la piña, por dónde agarrás, cómo agarrás. Del punto que te toma la cámara hacen un eclipse, entonces parece que te di una piña, pero en realidad la piña te pasó a 100 metros. La magia del combate se da en una cámara para que parezca que es real, pero hay cero contacto. Cuando me gané esta beca, descubrí que me gusta mucho la actuación de cine y me encantaría encontrar la unión de la música, el cine y la actuación. 

—¿Cuáles son tus proyectos a cumplir cuando vuelvas a Mendoza?

— Primero quiero llegar a Mendoza y encontrar un lugar donde pueda desarrollar bien todo lo que he aprendido. Tengo muchas ideas de propuestas para realizar producciones audiovisuales donde se vayan combinando la actuación con la música, como para irme acercando a mi gran sueño de hacer una película con la música. 

Musicalmente creo que este año va a ser el año más fuerte de mi vida, porque tenemos este proyecto de Live Loops. No te puedo contar todavía, pero tenemos una propuesta muy grande a punto de confirmar con una orquesta de Mendoza. También quiero llevar al proyecto a eventos para que se conozca más. Mi eslogan de vida es «puede quien cree que puede», así que este año voy por todo.

¿Te gustó esta publicación?

¡Hacé clic en las estrellas para calificarla!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya interesado!

¡Mejoremos esta publicación!

Decinos cómo podemos mejorar esta publicación.

Un comentario sobre «Zaida Tedesco Dip, la joven mendocina que da sus primeros pasos en Hollywood»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *