Diseño Humano: una manera diferente de conocerte para comprenderte a vos misma y a las personas que te rodean

Tati Bregi

Existe un modo de tomar decisiones de manera clara, enfocada y desde tu propia naturaleza. Solo necesitás animarte a cuestionar patrones, elegir recordarte y cocrear una vida desde tu propia naturaleza.

Agustina Oliva  se formó como coach ontológico, hizo una Licenciatura en Recursos Humanos, una Maestría en Dirección de Empresas y, gracias a su rol de mamá, sumó el estudio de Diseño Humano a su currículum. Hoy te comparto parte de su historia y te invito a conocer una gran herramienta de desarrollo personal como lo es el Diseño Humano, la disciplina que integra la astrología, la Cábala, la genética y la mecánica cuántica, entre otras.

«Somos con otros. Somos nuestros vínculos. Y somos la manera de relacionarnos entre nosotros». A esa conclusión llegó Agustina cuando la maternidad le trajo nuevas maneras de ser y estar en el mundo.

Frustración, culpa, cansancio, dudas, deseos interrumpidos, y, también, gratitud, alegría y amor. Pero, sobre todo, un nuevo despertar, tomar consciencia de que la maternidad había sido disparador de nuevas sensaciones. Y ella optó por el camino más desafiante: hacerse cargo de este cambio y aprender a evolucionar como persona desde esta nueva realidad.

«Hay que hacer, hacer y hacer. Ese era mi discurso. Ni siquiera me daba el tiempo de darme cuenta de que mi autoexigencia impedía mi fluir. Y no me quedó otra opción que empezar a escucharme: allí descubrí el Diseño Humano como posibilidad para entender desde la práctica que cada uno de nosotros es único, y que es posible descubrirnos y evolucionar desde nuestra esencia», dice Agustina.

Esta disciplina busca que te reencuentres con tu naturaleza, que recuerdes y escuches a tu niña interior, que entiendas tu mecánica de comportamiento y, solo por nombrar algo más, que te acerques a revelar tu propósito y talento.

Sí, así de poderosa. Sí, así de desafiante. Porque animarnos a conocernos a veces duele. Pero como aprendimos en la entrevista, «el dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional». Y entonces, sesión tras sesión, Agustina trabaja con esta herramienta para que puedas estar atenta a tus patrones, para que revises tu espejo interior y escuches tu manera de pensar y actuar.

«Empecé Diseño Humano por mis hijos. Estaba colapsada, pero lejos de quejarme, elegí buscar comprender y mejorar mi relación con ellos y conmigo misma. Hoy nuestra dinámica es diferente. Por supuesto que hay días en que nos enojamos, o me siento frustrada, por ejemplo. Pero hoy soy consciente de ello y conozco cómo gestionarlo».

Somos mucho más que solo mente

Esta metodología te permite (o te invita) a vincularte con otros desde un lugar más sano. Empieza por darte herramientas para que vos misma te conozcas, y desde allí el camino se vuelve menos confuso y más amoroso. A tu mente se le agrega el poder de las emociones y la escucha de tu ser espiritual. El cuerpo incluso toma una relevancia que otras disciplinas omiten. Entonces, gracias a esta herramienta, tu mente no será la protagonista única de tus decisiones (¿No supone ello quizá un gran alivio?).

«En nuestros encuentros calculamos tu propio diseño a partir de los datos de tu nacimiento. Con ello conversamos y aprendemos sobre tu manera de ser desde el plano físico, mental y emocional», agrega Agustina.

El Diseño Humano trabaja con distintos biotipos, que definen a los seres humanos según interesantes características. Y conocerlos para luego entenderlos y actuar en consecuencia es el gran regalo que a la evolución de cada persona le da esta metodología.

«¿Quién soy yo? ¿Quién es el otro? ¿Cuál es mi propósito?» Estas y muchas preguntas más podés trabajarlas con esta herramienta. Solo necesitás decidirte y avanzar.

Si querés ver la entrevista a Agustina en Instagram, hacé clic aquí. Y si te gusta este contenido, compartilo entre tus contactos y dejanos tu comentario aquí abajo.

Tati Bregi

¿Te gustó esta publicación?

¡Hacé clic en las estrellas para calificarla!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya interesado!

¡Mejoremos esta publicación!

Decinos cómo podemos mejorar esta publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *