Conversar es abrirme a la posibilidad de salir enriquecida del intercambio

Verónica Sirkovich

Estoy muy feliz de poder llegar a vos para que conversemos sobre lo que nos pasa, nos alegra, nos duele y nos atraviesa.

Hoy comenzamos a transitar un camino JUNTAS.

Este nuevo espacio nos permitirá que vos me conozcas y que yo te conozca a vos, porque para mí sería muy valioso contar con tus opiniones, reflexiones y todo lo que te surja a partir de la lectura de esta columna.

Toda conversación tiene como objetivo que quienes la protagonizan, como mínimo, cuenten con un nuevo punto de vista, con una manera diferente de mirar el mundo. Y nosotros vamos a establecer a través de estas líneas UNA CONVERSACIÓN.

Cada mes te traeré preguntas que quizás no te has hecho nunca, para que de esa manera amplíes tus horizontes, tus posibilidades y tus sueños.

Cada mes te voy a acercar mis inquietudes, preocupaciones, incertidumbres, para que de manera conjunta nos animemos a crear conversaciones edificantes.

Sí quiero que sepas algo en el inicio de esta relación: nada de lo que vas a leer en esta columna es verdad. Estas líneas son el reflejo de mi sentir, de mis aprendizajes, de lo que voy estudiando y me resulta útil en mi vida y entonces anhelo compartirlo con vos. Pero te pido que no lo leas como si así fueran las cosas. Permitite disentir, cuestionar, explorar aquello con lo que estás en desacuerdo y resonar en lo que te sientas identificada.

Uno de los grandes propósitos de este nexo que comenzamos a cultivar hoy es que seas capaz de conquistar tu LIBERTAD (de pensamiento, de acción y de mundo emocional).

Mi trabajo diario, conmigo y con otros, consiste en ser cada vez más consciente de todo lo que está dentro de mis posibilidades aprender y cambiar, para que el bienestar y la armonía se conviertan en un estado habitual en mi vida.

Hoy más que nunca hemos tomado contacto con nuestra finitud. Con la certeza de que no sabemos hasta cuándo estaremos de este lado. Por eso mi gran invitación será a que el tiempo que estés aquí te permitas disfrutar, sonreír, desafiarte, soñar y vivir en la plenitud que otorga darle sentido y propósito a tu existencia.

Nuevamente, gracias por abrirme las puertas de tu alma, tu corazón y tu escucha. Tené la seguridad de que de este lado vas a encontrar una persona que siempre le hablará a tu mayor grandeza como ser humano.

¡Nos volveremos a encontrar muy pronto!

Vero

¿Te gustó esta publicación?

¡Hacé clic en las estrellas para calificarla!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya interesado!

¡Mejoremos esta publicación!

Decinos cómo podemos mejorar esta publicación.

4 comentarios sobre «Conversar es abrirme a la posibilidad de salir enriquecida del intercambio»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *