4 de octubre, Día Mundial de los Animales: 5 especies en peligro de extinción en Argentina

Alina V. Stiefel

En esta fecha se celebra la vida animal en cualquiera de sus formas y se planean eventos especiales en todo el mundo, principalmente la bendición de animales en iglesias, sinagogas y capellanes de los animales independientes. Las especies animales amenazadas en nuestro territorio son más de 500. Aquí te contamos las 5 más conocidas que pueden desaparecer si continuamos destruyendo su hábitat natural.

Un pajarito se posa sobre un Ciervo de los Pantanos (blastocerus dichotomus) en los Esteros del Iberá, Corrientes.

En el año 1929, el 4 de octubre se declaró Día Mundial de los Animales, por iniciativa de la Organización Mundial de Protección Animal en un congreso celebrado en Viena. El objetivo principal era generar una solución al problema de las especies en peligro de extinción.

En 1978 fue proclamada y aprobada por la ONU la Declaración Universal de Derechos del Animal, que establece que todo animal posee derechos y señala que el desconocimiento y desprecio de esos derechos han conducido y siguen conduciendo al ser humano a cometer crímenes contra la naturaleza y contra los animales.

Se eligió esta fecha en particular por coincidir con San Francisco de Asís, quien en vida se despojó de todas las riquezas materiales y se dedicó a servir y ayudar no solo a sus semejantes, sino también a todos los animales, a los que consideraba hijos de Dios y llamaba «hermanos». Originariamente, luego de que en 1980 el Papa Juan Pablo II lo declarara santo y patrono de los animales, la celebración de este día se popularizó entre millones de católicos que se congregaban junto con sus mascotas en las iglesias para que estas reciban la Bendición de las Mascotas. Hoy ya ha dejado de ser una fiesta de patrimonio exclusivo de la cristiandad para ser celebrado en todo el planeta sin distinción de credo, raza o nacionalidad.

Argentina es uno de los países del planeta con mayor biodiversidad, pero no es la excepción cuando se trata de naciones que tienen muchos animales con riesgo de desaparecer. Si bien hace ya 130 años que se promulgó la Ley Nacional de Protección de Animales (N.º 2.786), varios son los animales con un futuro incierto en nuestro territorio. Según la Fundación de Vida Silvestre Argentina (FVSA), hoy suman más de 500 las especies amenazadas en nuestro país. Aquí te dejamos una lista con 5 animales en peligro de extinción en Argentina.

1. HUEMUL (Hippocamelus bisulcus)

El huemul, güemul o ciervo andino del sur, es una especie amenazada que habita en la cordillera de los Andes de Chile aproximadamente en un 75 % a nivel poblacional, y de Argentina en un 25 %. Es el cérvido más austral del planeta. Su población en el siglo XX ha sido drásticamente exterminada por los seres humanos, ya sea por considerarlo «plaga» o por «deporte», como uno de los objetivos de la llamada caza mayor. Se calcula que no hay más de 700 ejemplares dispersos entre áreas aisladas y fragmentadas de los bosques de lenga de la Patagonia andina y la estepa patagónica.

2. YAGUARETÉ  (Panthera onca)

El jaguar, yaguar o yaguareté es el mayor félido de América y el tercero del mundo, después del tigre (Panthera tigris) y el león (Panthera leo). Se encuentra emparentado y se asemeja mucho en apariencia física al leopardo (Panthera pardus), pero generalmente es de mayor tamaño, cuenta con una constitución más robusta y su comportamiento y hábitat son más acordes a los del tigre. En Argentina, la caza, la depredación y la pérdida del ambiente hizo que desapareciera de los Esteros del Iberá, donde se lo está tratando de volver a llevar y proteger. Actualmente se lo encuentra solo en la selva misionera, cuando en su origen vivía también en Jujuy, Chaco y Formosa.  

3. CÓNDOR ANDINO (Vultur gryphus)

El cóndor andino, también cóndor de los Cerros, cóndor de los Andes, o simplemente cóndor es el ave no marina de mayor envergadura del planeta, no posee subespecies y su nombre procede del quechua kuntur. Se extiende por la cordillera de los Andes, cordilleras próximas a ella y las costas adyacentes de los océanos Pacífico y Atlántico. Es es símbolo nacional de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, teniendo un importante rol en el folclore y la mitología de las regiones andinas de Sudamérica. En la provincia de Mendoza se le ha otorgado el título de monumento natural provincial mediante la ley n.º 6599, sancionada el 12 de mayo de 1998. Las amenazas a la población de cóndores incluyen la pérdida y degradación del hábitat necesario para la búsqueda de alimento, el envenenamiento de carroña, la caza ilegal y la persecución por parte de los productores de ganado.

4. TATÚ CARRETA (Priodontes maximus)

El armadillo gigante, tatú carreta o gurre grande es uno de los animales más antiguos de Sudamérica. Puede llegar a pesar alrededor de unos 60 kg y medir más de 1,6 m desde el hocico hasta la punta de la cola. Sobrevive en Argentina en la zona de bosques del Chaco y la selva misionera. Pese a ser uno de los animales típicos de nuestro país, su supervivencia está severamente amenazada por la deforestación de su hábitat natural, la caza indiscriminada y la captura ilegal para su posterior venta de forma clandestina a coleccionistas de animales. Se los busca también por su carne exótica y exquisita, o para usar su caparazón como caja de resonancia en instrumentos.

5. CIERVO DE LOS PANTANOS (Blastocerus dichotomus)

El ciervo de los pantanos es el tipo de ciervo más grande de Sudamérica, puede llegar a medir 2 metros de largo y 1,20 de alto. Habita en los Esteros del Iberá, Corrientes. Tambiñen se lo conoce como guasú pukú o guazú pucú (‘ciervo grande’) en idioma guaraní, ch’iwase, iwase o wase en idioma wichí, epelve en mocoví y calimgo en qom (toba). Antiguamente extendido a lo largo de toda el área subtropical del continente, hoy se encuentra reducido a pequeñas poblaciones aisladas. En Argentina habita en varios parques nacionales. La caza indiscriminada, así como los cambios ambientales impulsados por la cría de ganado, redujeron notablemente su población. La mayor amenaza a su conservación fue la caza furtiva, que buscaba la cornamenta como trofeo; hoy está relativamente controlada.

¿Cómo podemos celebrar este día?

La mejor forma de celebrar el Día Mundial del Animal es respetando a todos los seres vivos que conviven con nosotros en el planeta y realizando un consumo responsable de productos y servicios, eligiendo aquellos que menor impacto tengan sobre todo ser vivo. También asistiendo o realizando actividades educativas que promuevan un sano interés por los animales. Otra excelente manera de celebrar este día es compartiendo mensajes que sensibilicen y conciencien al resto de las personas sobre los seres vivos que habitan nuestro planeta o haciendo donaciones a organizaciones que luchan por el cuidado y preservación de los distintos animales.

Se te interesó esta nota, quizá te pueda interesar leer:

Kai Pacha traduce lo que el monte nativo ruge y necesitamos escuchar

5 beneficios de tener un perrito en tu vida

¿Te gustó esta publicación?

¡Hacé clic en las estrellas para calificarla!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya interesado!

¡Mejoremos esta publicación!

Decinos cómo podemos mejorar esta publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *